Menú

Tu puesto

Tu puesto

En un puesto de trabajo a veces cometemos el error de focalizarnos en las condiciones a corto plazo como el sueldo o los horarios y dejamos, en un segundo plano, aspectos fundamentales que tendrán un gran impacto en nuestra carrera.

De esta forma olvidamos que todos los empleos se reducen, en realidad, a una etapa, a un peldaño más hacia algún destino profesional, a una llave que te abrirá o cerrará puertas hacia empleos más interesantes y mejor remunerados.

Por eso, te aconsejamos que maximices tus conocimientos y la experiencia que adquieres a través de formación, tu trabajo diario y el de tus compañeros.

Ciertos aspectos aumentarán significativamente tu empleabilidad y tu desarrollo profesionalbien dentro o fuera de la empresa:

  • el aprendizaje de las cuestiones técnicas de tu puesto
  • el conocimiento sobre la empresa, su organización, sus productos y servicios, su metodología, sus procesos
  • estar al corriente de las posibilidades de promoción dentro del departamento y/o de la organización
  • mantener el contacto directo con mandos directivos siempre que sea posible
  • tener visibilidad del puesto fuera de la compañía (clientes, proveedores, instituciones…) siempre que sea posible
  • estar al corriente de las últimas tendencias en la compañía y en el mercado.
  • Tener, lo antes posible, personas a tu cargo

Tu Plan de carrera

Cada día más empresas, de talla grande en general, engloban y el desarrollo profesional de sus empleados en lo que denominan un “Plan de carrera”, cuyos objetivos fundamentales son fidelizar el talento y asegurar el ascenso, dentro de la organización, de puestos de alto potencial.

Su implantación y efectividad es desigual dependiendo de la compañía pero su existencia demuestra al menos un interés por detectar y acompañar internamente a los profesionales de hoy que podrán en el futuro ocupar puestos clave en la organización.

Un Plan de carrera se plasma a través de diferentes acciones como el establecimiento de unos objetivos que revisará periódicamente un tutor o jefe directo, una cuidada integración en la compañía y en el puesto, acceso a la formación necesaria para el desempeño del puesto actual y futuro, la posibilidad de conocer otras unidades de negocios o de trabajar en la sede de la compañía, etc. 


Fuentes: Universia

Volver

Blog Empleo