Menú

EL PROCESO DE SELECCIÓN

Objetivo de la entrevista

Desde el punto de vista de la empresa

Para la empresa, el objetivo principal de la entrevista es un encuentro cara a cara que permite medir y evaluar la idoneidad de tu candidatura para un puesto determinado. Es el punto culminante del proceso de selección y también el más subjetivo.

Se trata de averiguar si tienes las aptitudes y experiencia necesarias para adoptar una contribución significativa y provechosa para la empresa. El segundo propósito es comprobar si puedes encajar en la empresa, según tu estilo personal, temperamento y habilidades sociales.

A través de la entrevista, la empresa obtiene información que le permite comparar tus puntos fuertes y débiles con los de otros candidatos.

Desde tu punto de vista

Para ti, el objetivo de la entrevista es obtener una oferta de empleo, y demostrar que eres el mejor candidato. Además, la entrevista te sirve para obtener información adicional que te permita evaluar el interés del puesto y comprobar tu compatibilidad con el empleador potencial y su empresa.

Distintos contextos, distintos enfoques

El contexto de la entrevista es diferente cuando ésta se produce tras una contestación a un anuncio o tras el envío de una candidatura espontánea.

En el primer caso, cuando entras en el despacho del entrevistador, ya conoces la necesidad de la empresa y la entrevista estará marcada por una fuerte presión, ya que el objetivo del entrevistador será evaluar tu candidatura respecto a un perfil ideal, y respecto al perfil de tus competidores. Deberás mostrar no sólo que encajas perfectamente con las necesidades de las empresas, sino que lo haces mejor que los otros candidatos.

En el segundo caso, al entrevistador le habrá llamado la atención la calidad de tu candidatura y estará interesado en conocerte, sin tener una idea precisa de lo que vas a proponerle. La relación será más igualitaria, marcada por un intercambio de información.


Fuente: Universia

Volver

Blog Empleo