Menú

EL PROCESO DE SELECCIÓN

Seguridad en ti mismo

Confía en tus posibilidades

Ante todo, es importante que vayas con confianza en ti mismo/a, seguro/a de tus cualidades y de lo que puedes ofrecer a la empresa. Piensa de forma positiva, sé claro, sincero y, sobre todo, decidido.

Te han llamado para la entrevista, ¿no? Eso quiere decir que a priori encajas en el perfil que buscan. Demuéstrales que, además, eres el mejor candidato/a para el puesto.

Pregunta la información útil que necesites

La entrevista es el mejor momento para preguntar a tu interlocutor todas las dudas que no hayas podido resolver por otros medios (su web corporativa, prensa, Internet, conocidos, etc.) o para contrastar otra información de interés para tu candidatura que no tienes clara.

Por ejemplo: “He visto en la prensa que tenéis un plan de expansión en 15 países. ¿Eso supone que habrá posibilidades de carrera en vuestras filiales extranjeras en un futuro a medio plazo (si eso te interesa)?”

Despídete con firmeza y decisión

Al marcharse, estreche nuevamente la mano del entrevistador y agradézcale su tiempo. Este momento es propicio para preguntar a qué hora debe regresar y cuándo puede conocer la decisión.


Fuentes: Universia

Volver

Blog Empleo