Menú

EL PROCESO DE SELECCIÓN

Convence a tu interlocutor

Antes de la entrevista

Aprovecha el tiempo y argumenta con ejemplos cortos

El tiempo de la entrevista es limitado. No pierdas los minutos divagando. Sé conciso, proporciona información relevante para el interlocutor e intentar convencerle con ejemplos cortos reales de tus capacidades para el puesto y de tu gran motivación.

Evita utilizar términos negativos o que te infravaloren

Durante la entrevista debes responder con seguridad, no te sientas que por el hecho de no tener experiencia eres inferior, por lo que nunca utilices expresiones que puedan infravalorar tu trabajo, como “yo sólo he hecho...”, "carezco de…" "lástima que...", “mi problema es que…”.

También debes evitar palabras o expresiones negativas como “no”, “nunca”, “el problema es que…”, “lo que falló fue que…”.

Preséntate a ti y a tu experiencia siempre desde una óptica positiva

Utiliza términos potenciadores

En los negocios y en las entrevistas de trabajo hay una serie de términos que, utilizados consecuentemente, tienen una fuerza especial. Ejemplos: reto, experiencia, futuro, confianza, compromiso, objetivos, desarrollo, eficacia, proyecto, capacidades, garantía y responsabilidad, motivación, incrementar. Úsalos hábilmente.


Fuentes: Universia y Coachmania

Volver

Erasmus In&Out
Blog Empleo