Menú
 

Autoestima
autoestima
Puede definirse la autoestima como el sentimiento de aceptación y aprecio hacia uno mismo, que va unido al sentimiento de competencia y valía personal. El concepto que tenemos de nosotros mismos no es algo heredado, sino aprendido de nuestro alrededor, mediante la valoración que hacemos de nuestro comportamiento y de la asimilación e interiorización de la opinión de los demás respecto a nosotros. La importancia de la autoestima radica en que nos impulsa a actuar, a seguir adelante y nos motiva para perseguir nuestros objetivos.
 
Quienes tienen una alta autoestima se cuidan y respetan a sí mismos, reconociendo su propia dignidad y valor. Por el contrario, quienes tienen una baja autoestima se valoran poco y se sitúan por debajo de los demás. La importancia de conocernos es fundamental para poder afrontar las demandas del mercado actual.
 
 Características de las personas con alta autoestima  
 
Superan sus problemas o dificultades personales.
Afronta los nuevos retos con optimismo, intentando superar el miedo y asumiendo responsabilidades.
Se comunica con facilidad y le satisfacen las relaciones sociales, valora la amistad y tiene iniciativa para dirigirse a la gente.
No necesita de la aprobación de los demás, no se cree ni mejor ni peor que nadie.
 
Hay que "definir el producto", tienes que conocer tus intereses, tus habilidades y experiencias a la perfección, para sacar así, el máximo partido de ellas. Por ilógico que parezca, la aceptación de uno mismo es un elemento favorable y esencial a la hora de buscar trabajo.
 Característica de las personas con baja autoestima
 
Falta de credibilidad en sí mismo, inseguridad.
Atribuir a causas internas las dificultades, incrementando las justificaciones personales.
Desciende el rendimiento.
No se alcanzan las metas propuestas.
Falta de habilidades sociales adecuadas para resolver situaciones conflictivas (personas sumisas o muy agresivas).
Incremento de los temores y del rechazo social, y, por lo tanto, inhibición para participar activamente en las situaciones.
 
No siempre las personas más cualificadas obtienen el empleo, lo consiguen las que se presentan de forma más convincente, ya sea personalmente o por escrito.
 ¿ Cómo mejorar la autoestima?
 
Es necesario conocer cómo funcionamos, es decir, cuáles son nuestras fortalezas y aspectos positivos y cuáles son nuestras limitaciones. A partir de esta valoración, decidiremos qué aspectos deseamos mejorar y cuáles reforzaremos. El plan de acción para cambiar determinadas características debe ser realista y alcanzable en el tiempo (por ejemplo, la edad que tenemos es inamovible, la altura es otro factor poco variable a determinadas edades, etc.). Es decir, tenemos características que tendremos que aceptar y con las que convivir, intentando sacar partido y ver su aspecto positivo.
 
 Consejos prácticos para mejorar nuestra autoestima:
 
El hecho de querernos más y mejor está en nuestras manos, no en las de los demás. Todo reside en la cabeza y nosotros somos quienes debemos intentar cambiar nuestro autoconcepto.
Acéptate tal y como eres, en tus cualidades y defectos. Todos tenemos defectos, nadie es perfecto ni pretende serlo.
Desarrolla el sentido del humor, no des tanta importancia a cosas que no la tienen, ni a los posibles comentarios de los demás. Seguramente en la mayoría de ocasiones nos hacemos montañas innecesariamente, la gente no está siempre pendiente de lo que hacemos o decimos, todo está en nuestra imaginación.
Préstate más atención, dedícate tiempo a hacer aquello que te haga feliz y te satisfaga.
No temas a las responsabilidades o a tomar decisiones, si algo sale mal aprende de tus errores y ten coraje para volver a intentarlo. Nadie está libre del error en esta vida y a veces hay que ver la cara positiva de los fracasos, piensa que aunque se cierren unas puertas, luego se abrirán otras que pueden ser incluso mejores.
 
 
Blog Empleo