Menú

Consejos para entrar con buen pie

Consejos para entrar con buen pie

Ahora te presentamos algunos consejos que te servirán para salir airoso de tu primera experiencia:

  • Ten siempre a mano un bloc de notas y un bolígrafo.
  • Escribe lo que creas que puedas olvidar, desde el horario de la cafetería hasta el código de seguridad de la puerta de acceso. Una vez escrito, no tendrás que preocuparte por recordarlo y podrás centrar tu atención en otros asuntos.
  • Si pronuncias en voz alta el nombre de alguien, te será más fácil recordarlo.
  • Cuando te presenten a una persona, repite su nombre: "Hola, Gema. ¿Cómo estás?" No temas que parezca excesivamente estudiado, no es así. De hecho, tu interlocutor es consciente de que tienes que aprender muchos nombres y nuevos y se sentirá halagado al ver que intentas memorizar el suyo.
  • La vitalidad es una de las características que más atractiva resulta a los jefes.
  • Cuando te presenten a alguien, estrecha su mano con seguridad pero sin estrujarle. Seguro que has conocido a personas que dan apretones de mano flojos y que, en lugar de hablar, susurran y te dan ganas de dormir. Intenta no comportarte así, muéstrate como una persona positiva y vital, dispuesta a sacar adelante sus proyectos.
  • Sonríe a la gente cuando te presenten. Habla con seguridad sin esperar siempre a que te autoricen a ello; nada te impide ser el primero en decir "Hola". Muestra interés por lo que dices pero también por lo que explican los demás. Muévete y habla a buen ritmo (pero sin exagerar).
  • Procura hablar poco y escuchar mucho. En las primeras reuniones, no digas nada hasta que estés seguro de aportar algo interesante. Cuando llegues a ese punto, habla pero evita a toda costa utilizar un tono presuntuoso.
  • No temas las nuevas ideas. La creatividad es muy valorada y da pie a que cuenten contigo para próximas reuniones. Eso sí, ¡no todas el primer día! Ese comentario servirá para que los demás valoren tu talento de modo que te conviene esperar hasta tener uno que merezca realmente la pena hacer. Después de eso, los demás pensarán que eres una persona de pocas palabras que sólo habla cuando tiene algo que decir........ y te escucharán con gran atención.

Fuentes: Universia y Coachmania

Volver

Erasmus In&Out
Blog Empleo