Menú

Plan de inversiones

Se trata de valorar y cuantificar lo que nos va a suponer económicamente la puesta en marcha de la empresa tras evaluar las alternativas disponibles.

Plan de inversiones
  • Tipos de inversiones
  • Evaluar la mejor opción
  • Tipos de inversiones
  • Para empezar, determina los gastos de constitución necesarios para la legalización de tu empresa, como pueden ser: los honorarios de un notario, el impuesto sobre actos jurídicos documentados, la inscripción en el Registro Mercantil, la licencia municipal de apertura, etc.

    A continuación, define los bienes de inmovilizado (aquellos que permanecerán en la empresa): terrenos y  construcciones, instalaciones, maquinaria, herramientas y utensilios, mobiliario, elementos de transporte, equipos informáticos y de oficina, derechos duraderos (propiedad industrial -patentes y marcas-, traspaso de un local, uso de aplicaciones informáticas, depósitos o fianzas).

    Finalmente, prevé el stock mínimo de existencias iniciales (mercancías y las materias primas) necesarias para poder iniciar la actividad, así como la tesorería, el dinero en efectivo mínimo que necesitará tu empresa para los 3 primeros meses (alquileres, suministros, gastos de personal, etc.).

    CONCEPTO IMPORTE
    ACTIVO FIJO  
    Gastos de 1º establecimiento  
    Gastos de investigación y desarrollo  
    Propiedad industrial  
    Fondo de comercio  
    Cauciones y Fianzas  
    Edificios y otras construcciones  
    Obras de acondicionamiento  
    Maquinaria y utillaje  
    Mobiliario y enseres  
    Equipos y programas informáticos  
    Inversiones financieras  
    Otros  
    ACTIVO CIRCULANTE  
    Existencias  
    Tesorería  
    TOTAL INVERSIÓN  

    Para conocer en detalle todos los epígrafes y elementos incluidos en este apartado te recomendamos que consultes las cuentas que empiezan por 2, 3 y 5 del Plan General de Contabilidad.

  • Evaluar la mejor opción
  • La empresa se enfrenta a numerosas alternativas de inversión por lo que es necesario un estudio de la ubicación más adecuada, las características técnicas de los bienes de inversión, su coste de adquisición, sus gastos operativos, su vida técnica, etc.

    Otra de las decisiones a realizar en este apartado es determinar si se deben adquirir los bienes nuevos o usados. Para la elección deben tenerse en cuenta tres factores: el precio, las condiciones de utilización y las posibles subvenciones por la adquisición de activos nuevos.

    También hay que plantearse si es preferible comprar o alquilar los diferentes conceptos del activo. Esta decisión tiene un carácter económico financiero, que incluye consideraciones de carácter fiscal y el componente estratégico (optar por tener la propiedad de los bienes o únicamente el derecho de uso de los mismos).

Fuentes: Universia, Banco Mundial de la Mujer


Volver

Blog Empleo