Menú

Conseguir avales: Sociedades de Garantía Recíproca (SGR)

Las Sociedades de Garantía Recíproca surgieron para dar respuesta a la necesidad de los emprendedores de disponer de avales para conseguir un crédito. Son asociaciones sin ánimo de lucro que avalan a las PYMES ante la entidad de crédito basándose en la viabilidad del proyecto para obtener una financiación que, de otro modo, tendrían muy difícil conseguir.

Sociedades de Garantía Recíproca (SGR)

A cambio, la PYME deberá afrontar una serie de gastos que se dividen en tres partidas: adquirir una cuota social de la SGR (que pasa a formar parte de sus recursos propios), una comisión por la concesión del aval (entre el 0,5 y el 2%) y una comisión de estudio (entre el 0 y el 1%).

El importe de dicha acción puede, si se desea, ser reembolsado a la finalización del crédito obtenido. Si no, la PYME permanecerá como socio partícipe, y tendrá así acceso a otras prestaciones y servicios de la SGR.

Este tipo de sociedades está pensado tanto para la pequeña y mediana empresa que no consigue las garantías suficientes como para aquellos empresarios que puedan tener mejores condiciones para sus créditos, tanto en plazo de amortización como en interés, al ofrecer un aval de una de estas sociedades.

A través de una SGR se puede financiar prácticamente cualquier proyecto empresarial, siempre que sea económicamente viable.

Numerosas comunidades autónomas apoyan este tipo de gestión y llegan a actuar como socios de una SGR.

Listado de Sociedades de Garantía Recíproca (CESGAR)


Fuentes: Coachmania y CESGAR


Volver

Erasmus In&Out
Blog Empleo