Menú

LA CARTA O EL E-MAIL DE PRESENTACIÓN

En cuanto a la estructura, toda carta de presentación debe constar de las siguientes partes:

Movilidad funcional

  • Saludo: debe estar dirigido a la persona con la que te interesa hablar, es decir, aquella que puede contratarte. Utiliza preferentemente la fórmula “Estimado/a Sr./Sra….” .
  • Introducción: en el primer párrafo deberás presentarte brevemente y explicar la razón principal por la que has escrito la carta: respuesta a un anuncio, recomendación de un tercero…
  • Segundo Párrafo: A continuación, tienes que aprovechar para “venderte”, para mostrar a la empresa qué es lo que tienes que ofrecer y por qué deben contratarte. Es decir, explica qué es lo que puedes aportar (logros, experiencia), qué habilidades y capacidades posees y podrás utilizar para desarrollar las funciones del puesto. Haz referencia a tu curriculum vitae sin copiarlo. Si estás escribiendo por un anuncio, resalta los requisitos solicitados y tu cumplimiento de los mismos.
  • Tercer Párrafo: Debes argumentar por qué te interesa la empresa a la que te diriges, el sector y el puesto en particular. Es importante informarte bien de la compañía primero. Menciona proyectos que se están desarrollando, galardones recientes o comentarios favorables que se hayan publicado recientemente sobre ella y por qué te interesa.
  • Cierre: Al final de la carta, expresa tu interés en una entrevista personal o en participar en las pruebas que estimen oportuno para el proceso de selección. Despídete con la fórmula “Atentamente” o “Un cordial saludo”, seguido de tu firma, nombre y apellidos.

En los e-mails de presentación, el contenido, la forma y la estructura son muy similares aunque la extensión del mail debe ser más reducida y, en la despedida, el estilo puede ser un poco más coloquial (“Un cordial saludo” o “Cordialmente”).

Volver

Blog Empleo