Menú

CARTA o E-MAIL DE CANDIDATURA ESPONTÁNEA

La carta o e-mail espontánea se desmarca de las de otros candidatos. Quienes utilizan este método pueden anticiparse a las necesidades de la empresa.

Envía cartas o e-mails a las empresas de tu interés, a pesar de que éstas no mantengan abierto un proceso de selección. Es una forma de encarar la búsqueda activamente. Estas solicitudes espontáneas sirven para presentar al candidato ante una empresa.

Movilidad funcional

La carta espontánea se desmarca de las de otros candidatos: la competencia es menor, los candidatos que utilizan este método pueden anticiparse a las necesidades de la empresa. Suelen ser archivadas y tenidas en cuenta en posteriores procesos de selección.

Un factor clave para que la candidatura espontánea sea tomada en serio y no acabe con el papel para reciclar es huir de la carta-tipo, el 'mailing' impersonal que nada aporta a las necesidades de una empresa. Para que estas demandas de empleo prosperen, debemos informarnos de los planes de la compañía en la que deseamos trabajar, así como de sus necesidades más inmediatas.

Otra posibilidad para asegurar su efectividad es intentar que alguna persona conocida (o algún conocido de un conocido) la entregue en mano en la empresa (si es posible a algún directivo o al Departamento de Recursos Humanos).

Preparación de la carta/e-mail de candidatura espontánea
Ejemplo de Carta de Candidatura Espontánea

Volver

Blog Empleo