Menú

Embarazo, maternidad y paternidad

La prestación contributiva por maternidad consistirá en un subsidio equivalente al 100 por 100 de la base reguladora correspondiente. El nacimiento del derecho tiene lugar a partir del mismo día en que dé comienzo el período de descanso correspondiente.

Son beneficiarios de la prestación contributiva por maternidad los trabajadores por cuenta ajena, cualquiera que sea su sexo, que reúnan los siguientes requisitos:

  • Estar afiliado, en alta o en situación asimilada al alta.
  • Acreditar los siguientes períodos mínimos de cotización en función de la edad del trabajador en la fecha del parto o en la fecha de la decisión administrativa o judicial de acogimiento o de la resolución judicial por la que se constituye la adopción:
    • Si tiene menos de 21 años de edad no se exigirá período mínimo de cotización.
    • Si tiene entre 21 y menos de 26 años de edad, el período mínimo exigido será de noventa días cotizados dentro de los siete años inmediatamente anteriores al momento de inicio del descanso. Se considerará cumplido este requisito si, alternativamente, el trabajador acredita ciento ochenta días a lo largo de su vida laboral con anterioridad a esta última fecha.
    • Si es mayor de veintiséis años de edad el período mínimo de cotización exigido será de ciento ochenta días dentro de los siete años inmediatamente anteriores al momento del inicio del descanso. Se considerará acreditado este requisito si, alternativamente, el trabajador acredita trescientos sesenta días cotizados a lo largo de su vida laboral con anterioridad a esta última fecha.

En caso de parto y con aplicación exclusiva a la madre biológica, la edad, a efectos de determinar el período mínimo de cotización exigido, será la que tenga cumplida la interesada en el momento de inicio del descanso, tomándose como referencia el momento del parto a efectos de verificar la acreditación del período mínimo que, en cada caso, corresponda.

La duración, en el supuesto de parto, es de 16 semanas, ampliables, si el parto es múltiple, en dos semanas más por cada hijo a partir del segundo. Asimismo, se ampliará en dos semanas adicionales por discapacidad del hijo. El período de suspensión se distribuirá a opción de la interesada siempre que seis semanas sean inmediatamente posteriores al parto.

Sin perjuicio de las seis semanas inmediatas posteriores al parto de descanso obligatorio para la madre, en el caso de que ambos progenitores trabajen, la madre, al iniciarse el período de descanso por maternidad, podrá optar porque el otro progenitor disfrute de una parte determinada e ininterrumpida del período de descanso posterior al parto, bien de forma simultánea o sucesiva con el de la madre.

Para los detalles en determinados supuestos (adopción internacional, si la madre trabajadora no reúne el período mínimo de cotización exigido y se le reconoce el subsidio no contributivo, trabajadores contratados a tiempo parcial, parto múltiple y de adopción o acogimiento de más de un menor, parto prematuro y en aquellos otros supuestos en los que el neonato precise hospitalización), así como  las situaciones asimiladas al alta, consultar la página del Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural


El período de suspensión del contrato de trabajo en los supuestos en que debiendo la mujer trabajadora embarazada cambiar de puesto de trabajo, al influir éste negativamente en su salud o en la del feto, por otro compatible con su estado, dicho cambio de puesto no resulte técnica u objetivamente posible o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados. La prestación correspondiente a la situación de riesgo durante el embarazo tendrá la naturaleza de prestación derivada de contingencias profesionales.

Fuente: Ministerio de Trabajo e Inmigración


Volver

Blog Empleo