Menú
 

PRESTACIONES CONTRIBUTIVAS POR PROTECCIÓN FAMILIAR

 

1.- La protección por muerte y supervivencia
 

Incluye las prestaciones establecidas con motivo del fallecimiento del trabajador independientemente de las causas que lo motiven y son las siguientes:

- Auxilio por defunción

- Pensión de viudedad

- Pensión de orfandad

- Pensión a favor de familiares

- Indemnizaciones en caso de muerte en accidente de trabajo o por enfermedad profesional

- Auxilio por defunción

   

 

Beneficiarios

Lo serán las personas que hayan sufragado los gastos del sepelio presumiendo que dichos gastos los habrán soportado, por este orden, el cónyuge, los hijos o parientes del fallecido que convivieran con él habitualmente.


Cuantía

En la actualidad asciende a 30.05 €.

 

2.- Pensión de viudedad

 


Beneficiarios


Lo son:


El cónyuge sobreviviente. El derecho a la pensión de viudedad no se reconoce a las parejas de hecho.


Los separados y divorciados que no hubieran vuelto a casarse, con independencia de las causas que hubieran determinado la separación o el divorcio.

La cuantía de la pensión será proporcional al tiempo vivido en matrimonio con el fallecido.


El superviviente cuyo matrimonio fuese declarado nulo, respecto del cual no cupiera la apreciación de mala fe, siempre que no hubiera contraído nuevas nupcias.


Requisitos

Para reconocer este derecho se exige que el trabajador esté en alta o situación asimilada y haya cotizado 500 días dentro de los 5 años anteriores al fallecimiento.

Si la causa de la muerte es accidente, sea o no laboral, o enfermedad profesional, no se exigirá este periodo de cotización.


Si el trabajador no está en situación de alta o asimilada al tiempo del fallecimiento, también habrá derecho a la pensión de viudedad si el trabajador tuviese cotizados al menos 15 años.


Cuantía


La cuantía de la pensión se obtendrá aplicando a la base reguladora del trabajador, el porcentaje del 45 %.


Si el beneficiario contrae nuevo matrimonio antes de cumplir los 60 años, la pensión se extinguirá pero tendrá derecho a percibir de una sola vez el importe de 24 mensualidades de la pensión.


En los casos en los que exista separación judicial, divorcio o nulidad matrimonial la cuantía de la pensión será proporcional al tiempo vivido en matrimonio con el fallecido.


En los casos de accidente de trabajo o enfermedad profesional, se concederá, además, una indemnización de 6 mensualidades de la base reguladora del trabajador.


Incompatibilidad


La percepción de la pensión de viudedad es compatible con cualquier renta de trabajo que perciba el beneficiario y con la pensión que por incapacidad o jubilación a que éste mismo tuviera derecho, a excepción de la pensión SOVI; en este caso el beneficiario se vería obligado a escoger entre una de las dos.

 

3.- Pensión de orfandad

 

Beneficiarios


Serán beneficiarios:


Hijos del causante menores de 18 años, y los mayores incapacitados si padecen una incapacidad permanente absoluta o gran invalidez, e independientemente de su filiación por lo que la prestación se reconoce a los hijos sean o no matrimoniales y a los adoptivos.


Hijos del causante menores de 22 años o de 24 años, en caso de que el beneficiario hubiese perdido a los dos progenitores, si en la fecha del fallecimiento no realizasen trabajos por cuenta ajena o propia o cuando, realizando éstos, los ingresos que obtengan sean inferiores al 75 % de la cuantía del salario mínimo interprofesional.


Hijos del cónyuge que sobreviva, siempre que el matrimonio se hubiera celebrado 2 años antes del fallecimiento del causante, hubieran convivido a sus expensas y, además, no tengan derecho a otra pensión de la Seguridad Social, ni queden familiares con obligación y posibilidad de prestarles alimentos, según la legislación civil.


Requisitos

Que el trabajador esté en alta o situación asimilada y haya cotizado 500 días dentro de los 5 años anteriores al fallecimiento.

Si la causa de la muerte es accidente, sea o no laboral, o enfermedad profesional, no se exigirá este periodo de cotización.


En el caso de que el causante sea pensionista, no se exigirá periodo previo de cotización.


Si el trabajador no está en situación de alta o asimilada al tiempo del fallecimiento, también habrá derecho a la pensión de viudedad si el trabajador tuviese cotizados al menos 15 años.


Cuantía


Será del 20 % de la misma base reguladora del causante para cada huérfano y en caso de que exista beneficiario por viudedad su importe se añadirá a este representando un incremento sobre el 45 % que se percibe por tal concepto.


Aún en el caso de que existan varios huérfanos la suma del importe de la pensión de orfandad y de la de viudedad, no podrá superar el 100 % de la base reguladora.


Si el fallecimiento fue debido a accidente de trabajo o enfermedad profesional, se concederá además de la pensión una indemnización a tanto alzado para cada huérfano por el importe equivalente a una mensualidad de la base reguladora del trabajador.

Si no existe cónyuge beneficiario, el importe de la indemnización que este caso le correspondería por la cuantía de 6 mensualidades de la base reguladora, se distribuirá entre los huérfanos.


Incompatibilidades


La pensión de orfandad es compatible con cualquier renta de trabajo del cónyuge superviviente y con cualquier renta del trabajo que perciba el menor de 18 años.


La pensión de orfandad de los mayores de 18 años sólo será compatible con el trabajo por cuenta propia o ajena de éste cuando los ingresos obtenidos no superen el 75 % de la cuantía del salario mínimo interprofesional.

 
4.- Pensión a favor de familiares
 

Beneficiarios


Lo son:


Nietos y hermanos, huérfanos de padre y madre, siempre que a la fecha del fallecimiento sean menores de 18 años o mayores incapacitados para todo trabajo, siempre que la incapacidad reconocida lo sea en el grado de permanente absoluta o gran invalidez.

También podrá acceder a estas prestaciones el nieto o hermano del causante que no realice trabajo lucrativo o cuando realizándolo, los ingresos obtenidos sean inferiores al 75 % del salario mínimo interprofesional, si es menor de 21 años a la fecha del fallecimiento.


Madre y abuelas, viudas, solteras, casadas, cuyo marido sea mayor de 60 años o esté incapacitado para el trabajo, separadas judicialmente o divorciadas.


Padre y abuelos con 60 años cumplidos o incapacitados para todo trabajo.


Hijas /os y hermanas /os de pensionistas de jubilación de incapacidad permanente (en su modalidad contributiva) o de aquellos trabajadores que al fallecer reúnan los requisitos para el reconocimiento del derecho a la pensión de jubilación, mayores de 45 años, que estén solteros, viudos, separados judicialmente o divorciados y que, además de reunir los requisitos generales, acrediten que se han dedicado al cuidado del fallecido.


Requisitos

Para que se reconozcan estas prestaciones es necesario:


Que el trabajador esté en alta o situación asimilada y haya cotizado 500 días dentro de los 5 años anteriores al fallecimiento.

Si el trabajador no está en situación de alta o asimilada al tiempo del fallecimiento, también habrá derecho a la pensión de viudedad si el trabajador tuviese cotizados al menos 15 años.
El beneficiario deberá haber convivido con el causante como mínimo con 2 años de antelación a la fecha de su fallecimiento.
Tener dependencia económica del causante.

No tener derecho a ninguna otra pensión pública.

Carecer de medios de subsistencia y de familiares con obligación o posibilidad de prestar alimentos de conformidad a la legislación civil.

Cuantía:


Será del 20% de la base reguladora del trabajador y podrá incrementar el 45 % de la pensión que en su caso se perciba por viudedad.


Si a la muerte del causante no quedase cónyuge ni hijos con derecho a percibir la pensión de orfandad, el 45 % de la pensión de viudedad pasará a incrementar la pensión que por este concepto puedan recibir los nietos o hermanos y, en ausencia de éstos, los ascendientes, e hijos o hermanos del pensionista mayores de 45 años.

 

5.- Indemnizaciones especiales en casos de muerte en accidente de trabajo o por enfermedad profesional

 

Beneficiarios y cuantía

Viuda /o: La indemnización será de 6 mensualidades de la base reguladora. Si el causante fuese pensionista por incapacidad permanente, el importe de la indemnización será el de 6 mensualidades de la cantidad que estuviese percibiendo.


Huérfanos:
La indemnización será de 1 mensualidad de la base reguladora. Si no existiese cónyuge con derecho a indemnización el importe de ésta se distribuirá entre los huérfanos.


Padre y /o madre cuando no exista ningún familiar con derecho a pensión por muerte o supervivencia, no tengan derecho a prestación a favor de familiares y viviesen a costa del fallecido: El importe de la indemnización será de 9 mensualidades de la base reguladora o de 12 mensualidades en el caso de que sobrevivieran ambos.

Las prestaciones familiares


Son las siguientes:


Por hijo a cargo

Por nacimiento de hijo

Por parto múltiple


Por hijo a cargo


Requisitos:


Serán beneficiarios el padre o la madre o, en su defecto, la persona que reglamentariamente se establezca siempre y cuando se encuentren:


Integradas en el Régimen Sistema General o en los Regímenes Especiales y que se encuentren en alta o en situación asimilada al producirse la situación protegida, así como los pensionistas de la Seguridad Social y los perceptores de prestaciones periódicas.

Que tengan a cargo hijos menores de 18 años o afectados por una minusvalía en un grado igual o superior al 65%.

Que no hayan percibido (si se tiene a cargo hijos menores de 18 años no minusválidos) durante el ejercicio presupuestario anterior ingresos anuales, de cualquier naturaleza, superiores al límite establecido
También serán beneficiarios:

Los huérfanos de padre y madre, menores de 18 años o minusválidos en un grado igual o superior al 65%, sean o no pensionistas de la Seguridad Social.
Quienes no sean huérfanos y hayan sido abandonados por sus padres, se encuentren o no en régimen de acogimiento familiar, y reúnan los requisitos de edad o minusvalía del punto anterior.
¿Quiénes percibirán la prestación?

En los casos de convivencia familiar del padre y la madre: Si sólo uno de ellos reúne los requisitos para ser beneficiario, será éste quien perciba la asignación y si ambos los reúnen, será beneficiario bien uno de ellos designado de común acuerdo o, en defecto de acuerdo entre los progenitores, se le concederá a quien tenga atribuida la guardia y custodia.

En los casos de separación judicial o divorcio: Será beneficiario el padre o la madre por los hijos que tenga a su cargo y siempre que quien tenga los hijos a cargo no supere los límites de ingresos anuales establecidos.

En los casos de huérfanos de padre y madre o de quienes, no siendo huérfanos, hayan sido abandonados por sus padres: La asignación se abonará a los representantes legales o a quienes tengan a su cargo al menor o minusválido mientras que cumplan con la obligación de mantenerlo y educarlo.

La cuantía

Las prestaciones por hijo a cargo durante el año 2.002 ascienden a la siguiente cuantía:

Por los hijos menores de 18 años no minusválidos el importe es de 291,02 € anuales (24,25 € mensuales) siempre que los ingresos del beneficiario no rebasasen el límite establecido de 7.954,07 € anuales.
Esta cantidad puede incrementarse en un 15 % por cada hijo a partir del segundo y en determinados supuestos podrá verse reducida.

Por los hijos menores de 18 años que estén afectados por una minusvalía en grado igual o superior al 33% el importe de la prestación es de 581,66 € anuales por hijo (48,47 € mensuales)
En estos casos, no se exige límite en los recursos económicos de los beneficiarios.

Por los hijos mayores de edad afectados por una minusvalía en grado igual o superior al 65%, el importe de la prestación es de 3.012,00 € anuales por hijo (251,00 € mensuales)
En estos casos tampoco se exige límite en los recursos económicos de los beneficiarios.

Por los hijos mayores de edad afectados por una minusvalía en grado igual o superior al 75% y que, como consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesiten la ayuda de otra persona para realizar los actos vitales más elementales como vestirse, desplazarse, comer o análogos; la cuantía de la prestación es de 4.518,00 € anuales por hijo (376,50 € mensuales)
En estos casos no se exigirá tampoco límite en los recursos económicos de los beneficiarios.

Incompatibilidades

La asignación económica por hijo a cargo, mayor de 18 años y afectado de un grado de minusvalía igual o superior al 65%, es incompatible con:

La condición del hijo minusválido de pensionista de jubilación o invalidez en la modalidad no contributiva.
La condición de beneficiario de las pensiones asistenciales.
La condición de beneficiario de los subsidios de garantía de ingresos mínimos o por ayuda de tercera persona, establecidos en la Ley de Integración Social de Minusválidos.
En cualquiera de estos supuestos, deberá optarse por la percepción de una de ellas.

Por nacimiento de hijo


Dará derecho a la prestación, el nacimiento del tercer hijo y los siguientes, siempre que el nacimiento se haya producido en España o cuando, producido en el extranjero, el nacido vaya a integrarse de manera inmediata en un núcleo familiar con residencia en España.

A estos efectos se entiende como nacido, el feto que tenga vida independiente de su madre durante, al menos, 24 horas.

Para el cómputo del tercer hijo, se tendrán en cuenta todos los hijos con independencia de su filiación (si son comunes o no comunes), que convivan en la unidad familiar y estén a cargo de los padres.

¿Quién es el beneficiario de la prestación?

Será beneficiario de la prestación:

Si existe convivencia de los padres, será beneficiario cualquiera de los progenitores si existe acuerdo entre ellos y a falta del mismo será beneficiaria la madre. En el caso de que ambos reúnan la condición de beneficiarios, prevalecerá la condición de aquel beneficiario que lo sea por estar integrado dentro de un Régimen de Seguridad Social.
Si no existe convivencia de los padres, será beneficiario el que tenga a su cargo la guardia y custodia del hijo.
Cuando el sujeto causante sea huérfano de padre y madre o esté abandonado, será beneficiaria la persona que legalmente se haga cargo de los hijos, siempre que previamente tenga a su cargo dos o más hijos.
Requisitos

Para poder ser beneficiario de este tipo de prestaciones es necesario:

Estar en alta o en situación asimilada, ser pensionista o preceptor de prestaciones periódicas.

No haber recibido en el ejercicio anterior al nacimiento, rentas o ingresos de cualquier naturaleza superiores al límite que en su caso se marque y que, para el año en curso, ha sido fijado en 1.288.653 pesetas (7.744,97 €), incrementándose dicha cuantía un 15% por cada hijo a cargo, a partir del segundo, incluido éste. En determinados supuestos se puede superar este límite de ingresos.

Si los ingresos son iguales o inferiores al límite mínimo, la prestación se percibirá en su cuantía íntegra, esto es, 450,76 €.

Si los ingresos anuales son superiores a límite mínimo pero inferiores al límite máximo, se abonará la diferencia entre ambos.

En el supuesto de convivencia del padre y de la madre, si la suma de sus ingresos superase estos límites, no se reconocerá la condición de beneficiario a ninguno de ellos.

La cuantía

La prestación consistirá en un pago único cuya cuantía ascenderá a 450,76 €, por cada hijo nacido a partir del tercero, incluido éste, cuando los ingresos del beneficiario no rebasen el límite mínimo de ingresos.

Incompatibilidades

La prestación por nacimiento del tercer o sucesivos hijos será incompatible con la percepción, por parte del padre o de la madre, de cualquier otra prestación análoga establecida en los restantes regímenes públicos de protección social.

Por parto múltiple


Dará derecho a la prestación el nacimiento los hijos en partos múltiples (dos o más) siempre que el nacimiento se haya producido en España o cuando, producido en el extranjero, el nacido vaya a integrarse de manera inmediata en un núcleo familiar con residencia en España.

A estos efectos se entiende como nacido, el feto que tuviere figura humana y viviere 24 horas independiente de su madre

¿Quién es el beneficiario de la prestación?

Pueden ser beneficiarios de esta prestación:

Si existe convivencia de los padres, será beneficiario cualquiera de los progenitores si existe acuerdo entre ellos y a falta del mismo será beneficiaria la madre. En el caso de que ambos reúnan la condición de beneficiarios, prevalecerá la condición de aquel beneficiario que lo sea por estar integrado dentro de un Régimen de Seguridad Social.
Si no existe convivencia de los padres, será beneficiario el que tenga a su cargo la guarda y custodia del hijo.
Cuando el sujeto causante sea huérfano de padre y madre o esté abandonado, será beneficiaria la persona que legalmente se haga cargo de los hijos, siempre que previamente tenga a su cargo 2 o más hijos.
Requisitos

Para tener acceso a estas prestaciones es necesario estar en alta o en situación asimilada o ser pensionista o preceptor de prestaciones periódicas.

Cuantía

La prestación consistirá en un pago único y su cuantía para el año 2.002 es:

N º hijos nacidos N º de veces importe mensual del S.M.I Importe año 2002
2 4 1.768,80 €
3 8 3.537,60 €
4 y más 12 5.306,.40 €

Incompatibilidades

La prestación por parto múltiple es compatible con la prestación por nacimiento de tercer o sucesivos hijos, con el subsidio especial de maternidad y, en el caso que corresponda, con la pensión de orfandad.

Por su parte, si concurren en el padre y en la madre las circunstancias necesarias para tener la condición de beneficiarios, el derecho a percibir la prestación sólo podrá ser reconocido en favor de uno de ellos y será incompatible con la percepción de cualquier otra prestación análoga en los restantes regímenes públicos de protección social.

 

Fuente: iabogado.com

Si tienes alguna duda, consultanos: empleo@universia.net

 
Erasmus In&Out
Blog Empleo