Menú

Asistencia sanitaria

La Asistencia sanitaria tiene como objeto la prestación de servicios médicos y farmacéuticos necesarios para conservar o restablecer la salud de las personas protegidas y su aptitud para el trabajo, así como servicios de recuperación física y, en algunos casos, prótesis y aparatos ortopédicos.

El derecho nace el día de la afiliación y se hace efectivo a partir del día en que se inicie la actividad laboral.

Estas prestaciones cubren las contingencias de enfermedad común y accidente no laboral; enfermedad profesional y accidente de trabajo; y maternidad.

Son titulares del derecho

  • Los trabajadores afiliados y en alta o en situación asimilada a la de alta. A los efectos de esta prestación, se considera en alta de pleno derecho a los trabajadores aunque el empresario incumpla sus obligaciones.
  • Los pensionistas y perceptores de prestaciones periódicas de la Seguridad Social, salvo las prestaciones familiares por hijo a cargo.

También pueden beneficiarse de estas prestaciones:

  • El cónyuge de los titulares del derecho o persona que conviva maritalmente, al menos con un año de antelación a la solicitud, así como los hijos de ésta.
  • Los descendientes, tanto del titular como del cónyuge, cualquiera que sea su filiación legal, hermanos y acogidos de hecho, sin límite de edad.
  • Hijos adoptivos y durante el período de acogimiento familiar del menor, hasta la formalización de la adopción.
  • Los ascendientes del titular y de su cónyuge, otros titulares y beneficiarios posibles

Otra información, como los requisitos que deben reunir estos beneficiarios, la duración de la prestación o la posibilidad de elegir un médico están disponibles en la página del Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Fuente: Ministerio de Trabajo e Inmigración


Volver

Blog Empleo