Menú

Ser el candidato ideal

Impuestos que gravan el salario

Efectivamente, ¿qué hay de los impuestos? o lo que es lo mismo, si un trabajador español se desplaza a trabajar a otro país, ¿paga impuestos en el país de destino?, ¿y en España?

Trabaja en el Extranjero!

a) Obligación "real" y "personal"

Pues bien, el trabajador desplazado al extranjero tributa en el país de destino por lo que se denomina "obligación real" y en su país de origen por "obligación personal": es el fenómeno conocido como doble imposición internacional o dicho de otro modo, que el trabajador deberá pagar impuestos dos veces, una vez en el país de destino - por los salarios percibidos allí - y por segunda vez en el país de origen por la totalidad de sus rentas e ingresos obtenidos.

En definitiva, que se pagan impuestos tanto en el extranjero como en España.

b) Convenios Internacionales

Para solventar, siquiera parcialmente esta situación, los distintos estados suscriben lo que se denomina Convenios Internacionales para evitar la doble imposición. Estos convenios pretenden evitar la doble imposición y, en el supuesto que nos ocupa, permitir la deducción en España de los impuestos pagados en el Extranjero.

c) Ley de IRPF

Sin embargo, debemos destacar la eventual aplicación de un mecanismo previsto en la Ley española del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que, en función del país al que el trabajador sea desplazado, permite reducir notablemente la tributación del trabajador.

No necesitamos señalar que, cuanta menor sea la carga tributaria, dicho de otro modo, cuantos menos impuestos haya que pagar, mayor será la retribución obtenida por el desplazamiento.

Siempre, claro está, dentro de la más absoluta legalidad que, en este punto, consiste en la Ley del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Convenio para evitar la Doble Imposición Internacional con el país de destino del trabajador desplazado.

Fuente: Cigarrán y Asociados

Volver

Erasmus In&Out
Blog Empleo