Menú

Ser el candidato ideal

Conócete bien a ti mismo

Primero, es importante que dediques tiempo a conocerte mejor. Haz una lista con tus fortalezas, tus puntos débiles, en qué tipo de actividades o aficiones te sientes más a gusto, cuáles son tus prioridades y valores... No dudes en preguntar a personas de tu entorno en las que confías. Su valoración te aportará un punto de vista externo que completará tu análisis.

Conocete!

Este conocimiento te proporcionará muchas pistas sobre el tipo de puesto y de empresa en los que te sentirías motivado trabajando y darás lo mejor de ti.

Por ejemplo, si eres una persona que adora relacionarse con gente, compartir, aprender de tu entorno...tu puesto debería implicar trabajo en equipo y/o contacto frecuente con clientes. Profesiones como la de consultor, auditor o comercial, por citar algunos ejemplos, te ofrecen estas posibilidades.

Si lo que te gusta es conocer otros países, otras culturas, y practicar idiomas, tendrás más oportunidades de encontrar un trabajo a tu medida en empresas de multinacionales con filiales en el extranjero que en una pequeña empresa de ámbito nacional.

Otro factor decisivo a la hora de buscar trabajo es el valor que te des a ti mismo, es decir, la autoestima.

Volver

Blog Empleo